lunes, 11 de marzo de 2013

Vargas Llosas, el envenenador envenenado



El que  a fin de evitar su muerte  escupió  el veneno  en las páginas del diario de los Mitre que  no pudieron esconder ni distorsionar el genuino  respeto hacia la muerte de Chávez , respeto y dolor  y sentimiento confundidos en ese abrazo que unió a los pueblos del mundo y excluyó a los que no se sienten pueblo porque para ellos ser pueblo es ser parte de la chusma y de la masa.
Lejos de  provocarme asco , leer lo que este  escritor  gorila y resentido vomitaba  en el diario La Nación  me produjo una extraña sensación de  triunfo, esa sensación indefinida producto  de la muerte de un líder por sobre la muerte de un escritor devenido en marqués que se suicida  sin pudor alguno  recurriendo a los artilugios  de los cobardes, de los fracasados, de los cagones que no se atreven a enfrentarse con la muerte y adelantan el ritual mortuorio degradando a quienes  (como en el caso del Comandante) supo pelear con la parca y supo dejar un legado que con seguridad han de seguir quienes en vida lo votaron, lo apoyaron, lo siguieron y lo sostuvieron.
La degradación de Vargas produce asco, realmente si lo vemos  con frialdad eso es lo que acontece mientras  se leen sus palabras.
Pero, y es aquí en donde he de detenerme .
 Vargas no pudo sustraerse a escribir sobre ese hombre que aún muerto lo desvela, lo desconcierta y lo provoca desde la tumba porque Chávez ,aún ya frío, logra arrancarle un epitafio que sintetiza la materia prima con la que Vargas está hecho.
¿Mierda?.¿caca? ¿bosta?....tal vez
Por eso el hedor que emana de su artículo y por eso  los gusanos que se amontonan a devorar las palabras atroces con que este escribidor pretende  descalificar a un muerto que lo ha sacudido desde el más allá como ha sacudido  cada rincón de la tierra desde el mismo momento en que iniciara su partida .
Vargas  está asustado.
Sabe que la revolución no se ha terminado con la muerte de Chávez y también sabe que  a partir de la muerte del Comandante ha nacido el chavismo.
Por eso insulta, por eso degrada, por eso  el producto de su  artículo para el diario gorila despide olor a mierda o a bosta o a caca.....Vargas está cagado
Hay que empezar a ofrecerle pañales y buscar voluntarios para que se los cambien.
El terror lo consume y  seguramente lo ha de llevar al mismo lugar en el que todos terminamos.
Porque, Vargas, el escritor devenido en Marqués es tan solo eso.
Esto es , es un simple mortal   que cuando muera lo han de llorar los gorilas en el zoológico y los que como él  se refieren al pueblo como masa o como chusma
Aquí yace el marqués Vargas Llosa un pobre mortal que se ganó la vida escribiendo pero que no tuvo  la valentía de sentirse pueblo y formar parte del pueblo que lloró al hombre que lo sacudió como sacude el viento de  julio a las ramas desnudas de los árboles sin hojas.

Hasta la Victoria Siempre


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada